Logo viveboda
  Incluye tu empresa de bodas
Lupa de bodas
Usuarios Empresas
viveboda en blog viveboda en Facebook viveboda en Twitter viveboda en Youtube
Logo viveboda Cerrar ventana Registro usuario boda

Logo viveboda Cerrar ventana Registro empresa boda

Fotógrafos cien besos y mil sonrisas en Burgos

Elegir fotógrafo

La boda va a ser si duda, uno de los días más importantes en la vida de una persona. Es un día mágico, por lo que todas las parejas desean tener un recuerdo imborrable por lo que recurren a fotógrafos que inmortalicen el evento, mediante un reportaje fotográfico y/o un vídeo.

Existe gran variedad de estilos fotográficos. Cada vez más los novios solicitan un fotógrafo que sea capaz de captar la esencia, el espíritu, de la ceremonia sin alterarlo. Es decir, deberá fotografiar sin interferir con el natural desarrollo de los acontecimientos. Muchos fotógrafos piden a los novios que se olviden de su presencia. En estos casos el fotógrafo debería resultar completamente transparente, invisible, sobre todo dentro del recinto donde se celebra la ceremonia. Para muchos invitados les resulta incómodo que en una ceremonia nupcial uno, o varios fotógrafos, no paren de revolotear entorno a los novios, incluso en el mismo altar

No obstante hoy es imposible que un fotógrafo se haga invisible, por lo que os recomendamos a los novios elijáis un buen fotógrafo, os olvidéis de amigos y amateurs y sigáis sus instrucciones. Tener en cuenta que el álbum será el mejor recuerdo de vuestra boda, y el mejor testimonio que daréis a vuestros hijos de ese día tan especial.

El fotógrafo elegido deberá ser capaz de captar la esencia, el espíritu, de la ceremonia sin alterarlo.

Algunas iglesias y juzgados tienen un contrato en exclusiva con un fotógrafo concreto y por ello puede que nos pongan trabas a la hora de emplear el fotógrafo que hemos elegido. En este caso es importante recordar que estamos en nuestro derecho de utilizar el fotógrafo que creamos más conveniente. Hay jurisprudencia que determina ilegal esta imposición.

Utilizar el fotógrafo que nos imponen puede suponer que al final de nuestra boda no tengamos el recuerdo deseado. Hay que tener en cuenta que no compite en producto con el resto de fotógrafos y que además puede subcontratarlo con cualquier aficionado que necesite un dinerillo extra...

Actualmente están surgiendo fotógrafos de altísimo nivel con una capacidad creativa que supera la media, por lo que no se contentan con tomas de fotografías naturales, sino que a través de filtros en cámaras, ajustes extremos en las mismas (velocidad, apertura, ISO...) o bien con trabajo posterior en ordenador son capaces de crear verdaderas obras de arte. Os recomendamos no abusar de este tipo de fotografías que tanto nos gustan y dejarlas exclusivamente para una o dos que resaltarán nuestro álbum o un cuadro en nuestro comedor.

Son varias las ofertas de reportajes en el mercado:

  • Reportaje con Álbum tradicional: donde la fotografía propiamente dicha va pegada en las hojas de un álbum (o dentro de paspartú). Si bien es un álbum que ha estado unos años en desuso, ha vuelto a ser solicitado por los novios debido, principalmente, a que suelen tener un coste más reducido.
  • Reportaje con Álbum digital, donde las hojas están impresas con la propia fotografía (or recomendamos exijáis papel fotográfico en estos álbumes que aumentan considerablemente la calidad de los mismos. Estos álbumes tiene la ventaja que combinan varias fotografías en una misma hoja o pliego, pudiendo realizar montajes y combinaciones de fotografía muy interesantes.

Por su parte, el mundo del vídeo ha evolucionado desde la cinta VHS hasta los dvds o blue ray digitales que permiten crear menús, y/o incorporar montajes de fotografías de los novios y familiares de cuando eran más jóvenes o del viaje de novios.

El guión que siguen los reportajes de boda suele ser:

  • Los preparativos de la novia y del novio para la ceremonia. De la novia se suelen tomar imágenes del vestido, del peinado, de los zapatos, de las joyas,... Del novio se suelen tomar imágenes del traje, de la corbata, de los gemelos, .... En ambos casos se suelan hacer con los familiares sus últimas imágenes de solteros.
  • Llegada de los novios al lugar de la ceremonia. Se toman imágenes de la llegada de los novios, principalmente de la novia en el vehículo oficial del enlace, y del recibimiento de la novia por el novio; bien en el exterior, bien en el interior del escenario elegido para la ceremonia.
  • La ceremonia, con tomas de los momentos más importantes de la ceremonia como los consentimientos, la imposición de anillos, las firmas, ...
  • Fotografías después del enlace con padrinos, familiares y amigos. Se suele hacer en el lugar de la ceremonia.
  • Reportaje artístico de los novios en exteriores seleccionados.
  • Entrada de los novios al cóctel y/o al restaurante.
  • Banquete y corte de la tarta.
  • Baile nupcial.

De este guión destaca el reportaje artístico que los novios se hacen después de la ceremonia. Tras las típicas imágenes familiares, los novios abandonan a los invitados, habitualmente a cambio de un cóctel previo al banquete, y se escapan a realizar el reportaje artístico de su boda. Se está solicitando por algunos novios como opción interesante realizar el reportaje artístico previo a la ceremonia, permitiéndoles así estar luego durante el cóctel con sus familiares y amigos.

Un práctica habitual, pero que se está abandonando para reducir costes es concretar con los fotógrafos un reportaje unos días antes y con ropa de calle un reportaje preboda que incluso en algunos casos es utilizada para la invitación a la boda.

El reportaje artístico suele hacerse conforme a los gustos de los novios: en jardínes, bancos, monumentos, una plaza, unos soportales, una pradera, un campo de cereal o girasoles, un río, un puente, una escena campestre, una calle medieval o una calle llena de gente... Las propuestas para hacer el reportaje artístico son numerosas; teniendo como único límite la imaginación del equipo artístico y el gusto de los novios.

Cada localidad tiene unos exteriores o escenarios típicos donde los novios, desde hace años, se hacen los reportajes artísticos de su boda; resultando para los fotógrafos una tarea cada vez más difícil y complicada el realizar un reportaje novedoso.

Dado el poco tiempo de que se dispone después de la ceremonia para realizar el reportaje artístico, conviene tener en cuenta los siguientes consejos:

1.- Después de la ceremonia y del ritual del arroz y de las felicitaciones por parte de los invitados, conviene agilizar la toma de imágenes familiares con el fin de disponer de más tiempo para el reportaje artístico.

2.- Tener seleccionados previamente los exteriores en los que se quiere realizar el reportaje.

3.- Los lugares elegidos deban tener acceso en coche y fácil acceso a pie. No debemos olvidar que la novia, por su vestido y calzado, no tiene la misma movilidad que el novio.

4.- No desviarse mucho del trayecto entre los lugares de la ceremonia y el banquete.

5.- Tener un plan B por si el tiempo el día de la boda nos impide realizar el reportaje en los lugares seleccionados. El atrio de una iglesia, el claustro de un convento o monasterio o los salones o patios interiores del restaurante pueden ser la opción B de nuestro reportaje de bodas.

Viveboda.net
Logo viveboda Cerrar ventana Trabaja viveboda

Viveboda está en proceso de expansión a nivel nacional. Precisamos para todas las provincias:

- Informáticos diseñadores web

- Maquetadores Web

- Comerciales

- Publicistas


Envíanos tu CV a   rrhh@viveboda.net

Gracias