Logo viveboda
Incluye tu empresa de bodas
Lupa de bodas
Usuarios Empresas
viveboda en blog viveboda en Facebook viveboda en Twitter viveboda en Youtube
Logo viveboda Cerrar ventana Registro usuario boda

Logo viveboda Cerrar ventana Registro empresa boda

Doñana



Parque Nacional de Doñana


Parque Nacional de Doñana

El Parque Nacional de Doñana es el espacio protegido más importante de España, el humedal más importante de Europa y una de las mayores reservas naturales del continente.


Está situado en su mayor extensión en la parte más oriental de la provincia de Huelva y también en la zona suroeste de la de Sevilla y la noroccidental de Cádiz, en el espacio comprendido entre el litoral onubense, el Bajo Guadalquivir y el corredor Huelva-Sevilla. Engloba catorce municipios pertenecientes a tres provincias distintas: Almonte, Bollullos Par del Condado, Bonares, Hinojos, Lucena del Puerto, Moguer, Palos de la Frontera y Rociana del Condado en Huelva; Aznalcázar, Pilas, Puebla del Río, Villamanrique de la Condesa e Isla Mayor en Sevilla, y Sanlúcar de Barrameda en Cádiz.


La variedad de los ecosistemas y el valor ecológico de Doñana, le han merecido un indudable prestigio internacional como reserva natural.


Existen tres ecosistemas: la marisma, los cotos y las playas con dunas, cada uno posee una fauna y flora propia y diferenciada,algunas amenazadas y dos de las que están en serio peligro de extinción:el lince ibérico y el águila imperial.


Parque Doñana

Un paraíso para las aves


Debido a su privilegiada situación geográfica entre dos continentes y su proximidad al lugar de encuentro del Atlántico y del Mediterráneo, el Estrecho de Gibraltar, en Doñana se pueden observar más de 300 especies diferentes de aves al año, al ser lugar de paso, cría e invernada para miles de ellas (acuáticas y terrestres) europeas y africanas. Aquí reposan aves acuáticas de toda Europa Occidental, localizándose infinidad de especies en las marismas y alrededores procedentes de África y Europa.


Las aves son una de las imágenes más distintivas de Doñana. Destacan el ánsar común, el ánade real, el flamenco, la espátula, la garza real, el pato cuchara, el pato real, el pato colorado, el zampullín chico, la focha común, la focha cornuda, el calamón, el avetoro, el correlimos, la malvasía, el porrón común, la cerceta común, la garcilla bueyera, la avoceta, el chorlitejo, el sisón, la avutarda, el martinete, la garcilla cangrejera, la cigüeña negra, la cigüeña común, la grulla, la cigüeñuela, el charrancito, entre otras, sin olvidar la numerosa presencia de aves rapaces como el aguilucho lagunero, el águila calzada, la lechuza, el milano negro o alcotán, el milano real, el buitre leonado, el búho real, el águila culebrera, el águila calzada, siendo algunas de éstas -al igual que el águila imperial- especies amenazadas.



Parque Nacional Doñana

Otras especies


En cuanto a los mamíferos, su abundancia y diversidad está representada, además de por el amenazado lince ibérico, por el ciervo, el gamo, el jabalí, el corzo, el meloncillo, el turón, el zorro, el conejo de campo, la gineta, el lirón careto y la liebre, sin olvidar a los caballos y las yeguas, que pasan la mayor parte del año en las marismas.


Algunas de las especies de anfibios que más se encuentran en Doñana son el gallipato, el sapo de espuelas y la ranita de San Antonio. Además, son numerosas las especies de reptiles: la culebra bastarda, la culebra viperina, la culebra de collar, la lagartija colirroja, la víbora hocicuda, el galápago leproso, la tortuga mora, etc.


En cuanto a los mamíferos, su abundancia y diversidad está representada, además de por el amenazado lince ibérico, por el ciervo, el gamo, el jabalí, el corzo, el meloncillo, el turón, el zorro, el conejo de campo, la gineta, el lirón careto y la liebre, sin olvidar a los caballos y las yeguas, que pasan la mayor parte del año en las marismas.




La Marisma

La Vera

Playas y Dunas




Marisma Doñana

Doñana en otoño


En octubre comienza la inundación de la marisma, que a mediados de noviembre está inundada. Con las primeras lluvias llegan las primeras aves acuáticas invernales.


A mediados o finales de septiembre se produce la ronca del gamo, su época de celo. En octubre, coincidiendo con la llegada de los gansos, fructifica la camarina y el monte negro. Y en diciembre el sapo partero se reproduce.


Y algo que caracteriza a las dunas en las épocas de otoño y primavera (pese a su aridez y escasez de alimento) son los rastros y huellas de víbora hocicuda, culebra bastarda, tortuga mora, águila imperial, águila culebrera, perdiz común, halcón peregrino, urraca, lince, ciervos y jabalíes.


Doñana en invierno


Entre finales de diciembre y principios de enero se produce la máxima concentración de aves en Doñana. Entrado el invierno, la marisma se convierte en un enorme lago: miles de patos reales, porrones, ánades frisos, gansos y flamencos disfrutan y comparten en perfecta armonía su apreciado humedal.


A finales de enero tiene lugar el celo del lince. En febrero, se van los gansos y el águila imperial pone sus huevos. Y en marzo llegan los milanos negros y, a mediados, las siempre bienvenidas nuevas crías de lince.


Doñana en primavera


En primavera, el nivel de las aguas ha descendido ya que a mediados de abril comienza la desecación de la marisma. La espesa y verde vegetación acuática cubre la marisma: espátulas, garzas, garcillas, abejarucos y carracas huyen del calor extremo del interior de África, viajando hasta Doñana para nidificar y criar a sus polluelos.


En abril tiene lugar la floración del monte blanco y el apareamiento de la víbora. En mayo, la metamorfosis de las libélulas, y a principios de junio, las crías de águila imperial abandonan el nido.


Doñana en verano


En verano, la marisma se convierte en un secarral de arcilla: las avutardas se asientan en ella, los buitres bajan a alimentarse, acuden zorros, liebres, ciervos y jabalíes, y de nuevo, las cigüeñas se atreverán con su gran esfuerzo rumbo a África.


A finales de junio se produce la estivación (estrategia de adaptación al calor y sequedad propios del verano) de la tortuga mora bajo la arena; un mes después las liebres ocupan la marisma seca. En la segunda quincena de agosto se van los milanos negros, y a principios de septiembre, tiene lugar la berrea del ciervo y la eclosión de los galápagos.





Lateral Lateral
Logo viveboda Cerrar ventana


Viveboda está en proceso de expansión a nivel nacional. Precisamos para todas las provincias:

- Informáticos diseñadores web
- Maquetadores Web
- Comerciales
- Publicistas

Envíanos tu CV a   rrhh@viveboda.net

Gracias

Todos los servicios de bodas