Logo viveboda
  Incluye tu empresa de bodas
Lupa de bodas
Usuarios Empresas
viveboda en blog viveboda en Facebook viveboda en Twitter viveboda en Youtube
Logo viveboda Cerrar ventana Registro usuario boda

Logo viveboda Cerrar ventana Registro empresa boda

El velo de la novia

Originalmente la novia usaba velo como signo de juventud y virginidad. Tradicionalmente la novia llegaba al altar velada.

En la cultura occidental es una costumbre que el velo de la novia y el vestido sean blancos pero esto no siempre ha sido así.

En algunos lugares se ha utilizado el velo con colores como el azul y o el negro en honor a algunas personas o dioses: azul por la virgen María y negro por Mahoma.

Actualmente el velo ha regresado con fuerza, no sólo como complemento de moda sino como accesorio indispensable para potenciar la belleza en la imagen de la novia, hasta el punto de que una novia sin velo nos da la sensación de que le falta algo.

Hay diversos tipos de velos para novia y diferentes formas de colocarlos.

Los velos más elegantes y preferidos por las novias por su vistosidad son los de tipo largo o maxi- largo (sobrepasando ampliamente el largo del vestido)

Si tu traje es muy elaborado y lleva una llamativa cola, por ejemplo con volantes o bordados, puedes optar por velos más cortos, tipo capa que también resultan vistosos y te darán un toque de modernidad.

Como consejo, elige un tejido de calidad, lo ideal es el tul de seda ya que se notarán mucho con tejidos más económicos por su perfecta caída, por su volumen u trasparencia inigualable.

Si eliges un velo de calidad, puedes convertir tu velo en tradición familiar, trasmitiéndolo de madres a hijas.

Si deseas un aire más romántico, lo ideal será una mantilla de novia confeccionada en chantillí, blonda o tul con encajes bordados y si además deseas un aire natural puedes colocarla partiendo del recogido o semirrecogido de manera que tu rostro se verá en todo momento.

  • Velos de novia tipo Blusher. Es el velo más corto. Su largo es cubriendo levemente los hombros. Es el tipo de velo más apropiado para bodas durante el dia, segundas nupcias y para usar con vestidos de novia de líneas simples o vestidos de novia cortos.
  • Velos de novia tipo Jaula. Este tipo de velos vuelven a estar de última moda. Se trata de un velo corto de rejilla, que cubre parcial o totalmente el rostro, sin rebasar el mentón. Se llevan sólos o con un tocado de flores o plumas. Te darán un estilo sofisticado y misterioso.
  • Velos de novia al codo. Su largo es aproximadamente hasta los codos. Es ideal para aportar frescura a tu imagen de novia y también para vestidos acabados con vistosas colas de volantes o bordadas que desees lucir plenamente.
  • Velo tipo capa. El largo de este velo estará entre tus rodillas y tus tobillos. Es la mejor opción cuando desees llevar un velo un poco más largo que el velo a la altura de los codos. Suele acabar en formas redondeadas. Es un velo muy elegante.
  • Velo de novia largo tipo Mantilla. Se caracteriza por no cubrir el rostro de la novia y estar confeccionado con encajes y puntillas. Su largo es hasta el suelo. Es de inspiración típicamente española.
  • Velo de Novia largo tipo Capilla. El largo de este velo es hasta el suelo, sobrepasando ligeramente el vestido de novia, haciendo el efecto de tipo cola. Este tipo de velo es clásico y tradicional, es el más adecuado para bodas formales. Otorga gran elegancia y mucha vistosidad.
  • Velo de novia largo tipo Catedral. Este tipo de velo se utiliza para celebraciones en catedrales. Suele utilizarse en bodas de la realeza o de mucha etiqueta. El largo mínimo es de dos metros y medio . Da una apariencia magestuosa y mucho glamour.
  • Velos pirata. Fue introducido por Dior que de esta manera rompió con los moldes de lo convencional y posteriormente las novias se han apropiado de este espíritu revolucionario consiguiendo dar un toque diferente a su look de novia, luciendo el velo de una manera original y llena de frescura. Se trata por tanto de una forma de colocar el velo de total actualidad .

El velo se coloca posandolo sobre la cabeza, formando un pequeño casco apoyado en la frente, se anuda atrás o en los laterales y se deja cayendo sobre la espalda.

Hay que tener en cuenta que el velo así colocado enmarcará tu rostro y destacarán muchos todas las facciones de tu cara. La mejor forma de saber si te favorece es probarlo, aprovecha alguna de las pruebas del vestido para probártelo y ver que tal te queda.

El velo así colocado da un estilo diferente a tu conjunto de novia, según sea el vestido y los demás complementos conseguirás un efecto retro, hippie, chic o ultramoderno.

Cualquier velo es apto para colocarlo al estilo pirata ya que lo único que varía es la forma de colocarlo, puede ser un velo liso, una mantilla, bordada un velo con puntillas, a mitad de espalda, o ultralargo... dependerá de tu gusto personal.

El peinado ideal para este velo es el pelo suelto con bucles grandes y puntas onduladas con volumen, también queda bien un moño bajo e estilo informal. Importante es fijar bien tu peinado para que cuando ye quites el velo tu pelo no quede despeinado.



Logo viveboda Cerrar ventana Trabaja viveboda

Viveboda está en proceso de expansión a nivel nacional. Precisamos para todas las provincias:

- Informáticos diseñadores web

- Maquetadores Web

- Comerciales

- Publicistas


Envíanos tu CV a   rrhh@viveboda.net

Gracias